LOS ”7 PRINCIPIOS DE LA ACTITUD POSITIVA DEL PROJECT MANAGER”.

por Ago 10, 2020competencias blandas, positivethinking1 Comentario

Compartir en:

7.-7-principios-actitud-positiva.png

El Dr. Martin Luther King Jr., una vez dijo:

“Si no puedes volar, corre,

Si no puedes correr, camina,

Si no puedes caminar, gatea,

Pero hagas lo que hagas siempre sigue hacia adelante”

Esta frase emblemática del Dr. MLK, se resume a lo que los latinos llamamos coloquialmente tener 100% actitud. Por esta razón, esta séptima semana en nuestro Blog de APDIP queremos dedicar este espacio a esa característica tanto importante como especial, baluarte de nuestros compañeros dedicados al Project Management, que día a día trabajan ardua y dinámicamente por marcar la diferencia, generando mejores entornos laborales enmarcados en una buena actitud, siempre en movimiento.

De acuerdo nuestro apreciado amigo y Profesor del MeDIP, MSc, CPS, PMP, PMI-RMP, PfMP, PMI Fellow, Alfonso Bucero, “La Actitud es muy difícil de definir con precisión pues consiste en cualidades y creencias que no son tangibles. Estamos acostumbrados a hablar sobre la actitud de los individuos, pero es importante reconocer que los equipos de proyecto y las organizaciones también tienen actitud”.

Definitivamente una actitud positiva, que inicia en la persona y se expande hacia el equipo, es clave en el éxito de los proyectos, partiendo de la aplicación de principios básicos como respeto, confianza y empatía, así como el approach, o la manera cómo se gestionarán estratégicamente los procesos y herramientas a utilizar, en función a las necesidades concretas de cada proyecto y sus involucrados.

El Director de Proyectos debe ser capaz de identificar y aplicar activamente estos principios, relacionados coherentemente a todo entorno y/o tipo de proyecto, y que lo impulsaran de acuerdo a su propia actitud, la del equipo y la de sus involucrados.

En los últimos años y con el crecimiento de las metodologías ágiles y el potenciamiento de las competencias blandas del Project Manager, el universo de los proyectos ha migrado de la simple administración a la estrategia, a través del fortalecimiento del llamado pensamiento sistémico.

El surgimiento de las oficinas de proyecto permite apoyar a proyectos como tal, y a nivel empresarial, ayudan y motivan a las organizaciones a invertir en iniciativas potenciadoras de su rendimiento, aportando valor y beneficios; y generando que los profesionales de hoy se adapten a nuevos modelos que fortalezcan su crecimiento.

La palabra innovación que hoy es protagonista, tanto de las actitudes y competencias del individuo, sino de la llamada cultura organizacional, está estratégicamente alineada con las organizaciones modernas para hacer frente a la turbulencia presente en las condiciones actuales de la industria y del mercado en general.

Basado en lo anterior y celebrando la séptima edición de nuestro Blog, les presentamos “Los 7 principios de la actitud positiva del Project Manager”:

  1. Respetar desde lo más básico.

Actualmente la palabra respeto es frecuente en el mundo con acciones tan simples (pero difíciles en algunos casos) como respetar la igualdad de género, las nacionalidades o incluso las diferentes creencias o ideologías de los seres humanos. Las organizaciones a nivel mundial invierten tiempo y dinero en potenciar sus códigos de ética, buscando que el respeto sea parte intrínseca de las organizaciones.

Sin embargo, el respeto nace desde las más simples acciones como por ejemplo la Puntualidad. Hoy en día para algunas personas es imposible ser puntual, o mejor dicho responsables con el tiempo del otro, creando mil excusas para lo que se convierte en una falta de respeto básica.

Otro punto a resaltar es la Atención o el respeto hacia el otro, ¿Cuántos de nosotros frecuentemente no podemos dejar de leer el celular mientras otro compañero está hablando? Incluso, cuantos disfrazamos la falta de atención con el “multitasking” cuando en realidad es que no tomamos en serio el tiempo invertido por el otro en expresar algún planteamiento que muchas veces puede ser la respuesta a nuestros problemas.

Finalmente, el respeto a la Opinión del otro, aunque esta sea contraria. Sin duda esta es una de las mayores fortalezas diferenciadoras del Project Manager, su capacidad de respetar y aceptar las opiniones de los demás miembros del equipo y darles el valor que merecen.

  1. Valorar la Actitud Democrática hacia una sociedad empática.

La pregunta hacia este principio sería ¿Cuántos de nosotros elegirían vivir en un clima autoritario, casi dictatorial, a costa de su propia libertad? La respuesta es probablemente ninguno.

Históricamente se ha demostrado que los regímenes autoritarios o lo que en latino se llaman “obligado” generalmente no generan entornos disfrutables, tampoco saludables. Uno de los principios básicos del Project Manager es saber escuchar, siendo capaz de analizar y entender (en ocasiones más difíciles, tratar de entender desde el lugar del otro) a las personas de nuestro equipo.

La Empatía es una característica clave del líder de proyectos, que al generar esa apertura permite ganar la confianza de nuestros equipos y clientes, construyendo un entorno mucho más favorable hacia el éxito de nuestros proyectos.

  1. Conocer las necesidades de los involucrados.

Un buen Project Manager debe siempre reconocer y monitorear todas las inquietudes de los stakeholders considerando de forma apropiada sus intereses durante la ejecución y toma de decisiones, manteniendo una comunicación asertiva y honesta en relación al riesgo asociado, a través de un discurso acorde a las necesidades del cliente.

El equipo de proyecto debe ser capaz de identificar, desarrollar y reforzar las alianzas estratégicas necesarias con los involucrados a fin de mantener el equilibrio necesario para lograr los objetivos.

  1. Definir estándares de trabajo, que permitan evitar tener que comenzar cada vez desde cero.

Una de las labores más importantes del Project Manager es la Estandarización de Procesos, que permitirá ser más eficientes al definir y desarrollar procedimientos y programas según cada proyecto, evitando así re trabajos e improductividades.

De acuerdo al grado de madurez de las organizaciones y equipos de proyecto, será posible incorporar metodologías ágiles y actuales para potenciar al máximo el tiempo trabajado, ajustando los proyectos a estándares internacionales; con el uso de sistemas y herramientas enfocadas en productividad y búsqueda de procesos más sencillos y ágiles.

  1. Humildad para compartir experiencias sobre éxitos y fracasos.

Sin duda la humildad es una característica difícil de manifestar para algunas personas. Sin embargo, es una actitud necesaria (que debería ser obligatoria) para el manejo mucho más eficiente a nivel de relaciones interpersonales entre los miembros del equipo de proyecto.

Preguntémonos lo siguiente:

¿Cuántas veces hemos sido capaces de hablar de nuestros fracasos como enseñanza para evitar errores en nuestros proyectos?;

¿Cuántas veces hemos sido capaces de mostrar nuestros éxitos?

Probablemente ha sido más fácil hablar de nuestros éxitos.

La humildad radica en la valentía y el coraje de mostrar al mundo nuestros errores, y aprender de ellos.

Imaginemos por un momento cómo cambiaría nuestro entorno laboral si practicamos más la humildad y mostramos que una solución puede partir de un error donde caímos 2 veces y nos levantamos 3.

  1. Desarrollar cultura y competencias, a través de la Gestión de Conocimiento.

El mundo ha aprendido la necesidad de capacitarse continuamente, las organizaciones no son la excepción.

Por esta razón se invierten millones de dólares y horas hombre en facilitar la trasmisión de informaciones y habilidades a nuestros equipos de una manera sistemática y eficiente, gestionando sus activos de conocimiento, para obtener crecimiento del aprendizaje, útil al desarrollo de la de la persona y la organización.

  1. Nunca perder la Pasión (Insistir, Persistir y NUNCA Desistir).

Eso es sin duda lo que marca nuestra actitud, las ganas y la motivación creciente de seguir intentándolo y generar soluciones diferentes que permitan aportar no solo a nuestros proyectos y equipos, sino a la sociedad en general.

Innovar, salir de la caja, buscar formas y maneras, entender que siempre, aunque las circunstancias aprieten, hay un camino para llegar a la solución.

“Los grandes líderes, no se toman todo trabajo para ellos y tampoco todo el crédito”, eso sin duda es lo que los latinos llamamos y admiramos como una ACTITUD 100% POSITIVA.

Autor

Civil Engineer, Master Degree in Project Management, with more than 14 years of experience in Engineering and Construction, Quality Control, Quality Assurance and Technological Control in Laboratory, with extensive knowledge and training in Paving.

Compartir en:

1 Comentario

  1. Avatar

    En mi opinion, estos 7 principios básicos que son magistralmente expuestos en este artículo, nos permitirán tanto desde la perspectiva de la dirección y gestión de proyectos, como desde la personal, afrontar con mejor ánimo los desafíos en estos tiempos de la denominada «Nueva normalidad».
    Gracias por compartir.