FEEDBACK: EL EQUILIBRIO PERFECTO ENTRE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL Y EL MIEDO.

por Sep 21, 2020competencias blandas, Inteligencia Emocional, Liderazgo, positivethinking

Compartir en:

11.-IQFEEDBACK.png

La palabra Feedback se ha convertido en uno de los protagonistas más frecuentes en el entorno de proyectos, siendo utilizado como un término constante para la evaluación y retroalimentación tanto del resultado como del profesional.

Sin embargo, es común que la persona, más allá que el profesional, evite o incluso sea reactivo ante el Feedback, ya que el individuo no gusta de recibir críticas. Es en este punto donde entra el concepto creado, estudiado y profundizado de forma magistral por el psicólogo, periodista y premiado escritor estadounidense Daniel Goleman, en su libro publicado en 1995 Inteligencia Emocional.

 La palabra Feedback que en español significa Retroalimentación, de acuerdo a la RAE es definido como el efecto retroactivo de un proceso sobre la fuente que lo origina. Sin embargo, cuando trasladamos la definición de Feedback a un entorno “Latino”, se traduce rápidamente a Critica.

 Si regresamos a la definición de la RAE respecto a la palabra Critica encontramos que significa “Analizar pormenorizadamente algo y valorarlo según los criterios propios de la materia de que se trate”.

 Volviendo a un plano objetivo, y de acuerdo a las investigaciones realizadas por Jay M. Jackman y Myra H. Strober en su ensayo Fear or Feedback, para Harvard Business Review “A nadie le gusta la revisión del desempeño”. Por esta razón es necesario aclarar lo que en proyectos (e incluso en la vida cotidiana) significa el termino Feedback (antes de evitarlo), debido a lo que conocemos como predisposición, o incluso lo que en “Latino” podría considerarse falta de humildad.

El Feedback o retroalimentación no es más que una evaluación, análisis positivo o crítica constructiva del performance y/o desempeño ejecutado por el equipo o por el individuo, para obtener una serie de resultados relacionados a un proyecto.

De lo anterior es importante resaltar los siguientes conceptos. En primer lugar, la definición de Crítica Constructiva, la cual parte de evitar pormenorizar o incluso entrar en subjetividades a la hora de retroalimentar. Una crítica constructiva representa un aporte que se orienta siempre hacia la mejora continua y potenciamiento de las habilidades y resultados, es decir, un potenciamiento de las debilidades hasta convertirlas en fortalezas.

En segundo lugar, las críticas constructivas pueden ser orientadas al equipo o al individuo que ejecuta cierta acción o actividad. Resaltar esto no significa buscar culpables (algo muy común en nuestra sociedad), por el contrario, significa aceptar con humildad y honestidad que, así como los logros, los fracasos y los errores también pueden ser tanto individuales como del equipo. En todo caso, lo anterior se orienta hacia la búsqueda inmediata de acciones de mejora, que, dependiendo de las circunstancias, pueden o no ser aplicables a todos los miembros del equipo, y por ende lo serán los beneficios del aprendizaje.

En los últimos años importantes escritores y universidades a nivel mundial han entendido la importancia tanto del Feedback como del miedo, que puede significar para muchos individuos, equipos y por ende organizaciones, el temor a ser evaluado.

Por más de dos décadas, Brené Brown, PhD. Profesora y escritora americana de importantes bestsellers internacionales como Daring Greatly y Dare to Lead, se ha dedicado a estudiar los conceptos de coraje, vulnerabilidad, vergüenza y empatía.

Al otro lado del atlántico, en su libro Hoy es un Buen día, el Profesor, MSc, CPS, PMP, PMI-RMP, PfMP, PMI Fellow Alfonso Bucero, resaltó la importancia de convertir los problemas en oportunidades y crecer a través de nuestros miedos.

La pregunta básica en este caso sería:

¿Cómo podríamos como líderes de proyectos crecer a través de nuestros miedos?, ¿Cómo podríamos, si nos negamos a tener la valentía y el coraje para escuchar de otros una evaluación constructiva de nuestros fallos?

La respuesta se reduce a una frase que volviendo a nuestra cultura latina es muy común, aunque muchas veces muy difícil de ejecutar: 100% Actitud.

El primer paso para convertirnos en este tipo de líder, es precisamente transformar nuestra recepción al Feedback, y asumirlo como las bases constructoras de la fundación de nuestras fortalezas”.

El equilibrio perfecto entre la inteligencia emocional y el miedo se traduce en la suma de habilidades y actitudes del individuo para pavimentar el camino hacia el éxito. Si tratamos de explicar cómo construir este camino y lo comparamos con la ejecución de un proyecto de carretera, podemos enunciar las siguientes actividades:

CONSTRUCCIÓN DE CARRETERA

EQUILIBRIO: INTELIGENCIA EMOCIONAL – MIEDO

  1. Reconocimiento del Terreno.
  2. Estudio de Suelos.
  3. Análisis de Resultados.
  4. Diseño de Mezcla.
  5. Ejecución del Servicio.
  6. Feedback.
  1. Auto Reconocimiento.
  2. Estudio de Variables involucradas.
  3. Análisis de mi propio DAFO.
  4. Acciones Preventivas.
  5. Puesta en marcha.
  6. Feedback.

A continuación, vamos a detallar cada uno de estos elementos:

  1. Auto Reconocimiento.

De la misma forma que previo a ejecutar una carretera hacemos una o varias visitas al terreno para su reconocimiento, sucede con nuestra inteligencia emocional y la superación de nuestros miedos, es decir, son un proceso continuo de auto reconocimiento profundo.

Muchas veces el miedo se apodera de nuestro subconsciente debido al protagonismo que nosotros mismos le damos internamente, potenciando emociones como la duda, la inseguridad y/o la negación, o hasta incluso auto saboteando nuestro desempeño. La razón por la que nosotros mismos convertimos los feedback positivos en criticas (destructivas) es precisamente ese miedo interno a avanzar y vencer todas estas emociones.

Así como cuando en el reconocimiento del terreno los resultados a primera vista no son los mejores y recurrimos a un estudio más profundo, la inteligencia emocional nos ayuda a romper estos esquemas y aprender a adaptarnos, pero sobre todo a reconocer sobre qué elementos debemos trabajar.

  1. Estudio de Variables involucradas.

Igual que cuando recibimos resultados de un estudio de suelos relacionado a una carretera, sucede cuando recibimos Feedback, es una oportunidad de ejecutar un plan de acción. Visto desde este foco, las oportunidades siempre son una puerta que se abre.

Grandes compañías a nivel mundial, evalúan a diario el comportamiento de sus equipos en lo relacionado al estudio de las variables involucradas y la creación de modelos de competencia, es decir, como tornarse hacia un potenciamiento de las habilidades hasta transformarlas en fortalezas y obtener mejores resultados.

  1. Análisis de mi propio DAFO.

En el lenguaje de proyectos un DAFO es un análisis a ejecutar no solo en todo proyecto, sino en toda situación. Un DAFO es ciertamente una excelente herramienta de evaluación. De la misma forma que en la carretera generamos diferentes escenarios de soluciones basados en los resultados de ensayos del suelo y los materiales disponibles, en la generación del equilibrio entre inteligencia emocional y miedo podemos agrupar acciones de acuerdo a como las asimilamos y definir así nuestras habilidades.

La definición de habilidades nos permite establecer un plan de acción adecuado a cada una, ponderando y priorizando el tiempo a asignar, donde obviamente, aquellas donde nuestra insatisfacción sea mayor serán las acreedoras de mayor inversión de tiempo.

  1. Acciones Preventivas.

La idea principal del Feedback siempre será mejorar. Una acción preventiva nos permite minimizar el riesgo, o incluso orientar (en caso de que sea inevitable su ocurrencia) donde establecemos que se produzca un fallo.

Cuando se está desarrollando un diseño de mezcla para su colocación en una carretera, se realizan diversas pruebas con el objetivo de generar la mejor mezcla posible. Si en una mezcla de concreto, por ejemplo, buscamos los mejores materiales, aditivos, cemento y adiciones para la mejor resistencia. En el equilibrio de la inteligencia emocional y el miedo buscaremos generar nuestra mejor respuesta ante el Feedback, es decir, la mejor forma como lograr adaptarnos y mejorar, o lo que Jackman y Strober han definido como “Replantear nuestro pensamiento” y tener el coraje de convertir un fallo en una nueva oportunidad.

  1. Puesta en Marcha.

Una vez obtenida la mezcla, toca definir cómo va a ser ejecutada la carretera (el proceso y procedimientos del performance a desarrollar). Sin duda, en este proceso interviene una disciplina relacionada a todo proyecto como es la planificación.

La inteligencia emocional nos permite identificar y planificar como obtener nuestro mejor performance, y cómo reaccionar ante nuestras emociones, incluso aquellas que nos debilitan.

Si relacionamos esta planificación ante nuestra respuesta al Feedback es muy probable que logremos identificar qué tipo de retroalimentación necesitamos, e incluso lanzarnos a obtenerla. Así como muchas personas esperan ser evaluados anualmente por sus superiores, otras necesitan una evaluación más frecuente, no solo de sus superiores sino de su equipo, incluso de sus pares, lo cual es un ejemplo muy acertado de como equilibrar nuestro miedo al Feedback con nuestra inteligencia emocional, ya que antes de esperarlo, el individuo logra empoderarse con valor, buscarlo y enfrentarlo.

  1. Feedback.

Proyectos y Organizaciones alrededor del mundo invierten grandes sumas de dinero en generar lo que denominan “Lecciones Aprendidas” cada vez que finalizan un proyecto. Entiéndase que las lecciones aprendidas pueden ser de casos de éxito o fracaso. Lo mismo ocurre con universidades que dedican horas de entrenamiento y análisis de casos de estudio que incluso se convierten en grandes bestsellers.

Estos casos que pueden partir del análisis de fallos, se convierten en generadores no solo de dinero y aprendizaje, sino que logran a través de la emisión de un Feedback, equilibrarse simultáneamente con la Inteligencia Emocional.

Daniel Goleman indicó en su artículo What makes a Leader?, originalmente publicado en 1996, que lo que diferencia a un gran líder del resto, es precisamente su Inteligencia Emocional, comprendida por un grupo de habilidades como: Autoconciencia, Autorregulación, Motivación, Empatía y Habilidad Social, que sin duda, surgen de la humildad de reconocer nuestros miedos, vencerlos y sobretodo trabajar constantemente en fortalecerlos a través de la persistencia hasta transfórmalos en nuestras mayores fortalezas.

Autor

Civil Engineer, Master Degree in Project Management, with more than 14 years of experience in Engineering and Construction, Quality Control, Quality Assurance and Technological Control in Laboratory, with extensive knowledge and training in Paving.

Compartir en:

0 comentarios